UN CAMPUS ÚNICO EN EL CENTRO DE MADRID

cuenta con un campus excepcional situado en el madrileño Barrio de Salamanca, en la calle Castellón de la Plana, 8. Sus instalaciones sirvieron de sede a programas de máster de IE Business School y son ahora nuestra sede gracias a la alianza que mantenemos con IE University. El campus ha sido rediseñado específicamente para ofrecer a nuestros alumnos un nuevo paradigma de enseñanza pre-universitaria, con espacios educativos y sociales innovadores en los que la tecnología juega un papel crucial. El centro se mantiene abierto más allá de las horas lectivas, también los fines de semana, para proporcionar a nuestros alumnos un espacio de trabajo y encuentro. 
  • 12 Classrooms
  • 5 Team Discussion Rooms
  • 1 Biology Lab
  • 1 Physics & Chemistry Lab
  • 1 Radio & Digital Media Lab
  • 1 Filming Studio
  • Open Coworking Space (230m²)
  • 1 Technology & Design Hub
  • 1 Art & Creativity Hub
  • 1 Entrepreneurs Live Hub
  • Healthy Food & Beverages
  • Social Collaboration Areas (105m²)
  • 1 Library
  • 20 Individual Research & Work Stations
  • Faculty Lounge
  • Green Outdoor Areas (1000m²)
  • 12 Classrooms
  • 5 Team Discussion Rooms
  • 1 Biology Lab
  • 1 Physics & Chemistry Lab
  • 1 Radio & Digital Media Lab
  • 1 Filming Studio
  • Open Coworking Space (230m²)
  • 1 Technology & Design Hub
  • 1 Art & Creativity Hub
  • 1 Entrepreneurs Live Hub
  • Healthy Food & Beverages
  • Social Collaboration Areas (105m²)
  • 1 Library
  • 20 Individual Research & Work Stations
  • Faculty Lounge
  • Green Outdoor Areas (1000m²)
El diseño innovador de nuestros espacios responde a la transformación que deberían experimentar los entornos educativos como consecuencia de diez factores:

La educación ocurre en todas partes, no se limita a lo que sucede en el aula.

Los espacios de aprendizaje del siglo XXI tienen que estimular la creatividad, el descubrimiento, el trabajo en equipo y la innovación.

Las instalaciones tienen que estar diseñadas en torno a la persona, teniendo en cuenta su bienestar y elementos como la comodidad y la disponibilidad de comida y bebida saludables.

El proceso de aprendizaje no es pasivo, sino activo y experiencial, y eso requiere presentaciones, trabajo en equipo y prácticas en laboratorios.

Nuevos métodos de enseñanza requieren nuevos espacios de docencia, diseñados específicamente para las diferentes actividades.

Los espacios sociales y colaborativos son tan importantes como los formales.

La realidad física y la digital no están compartimentadas, sino que se complementan en instalaciones phygital, que permiten experiencias de aprendizaje nuevas y más eficaces.

La tecnología personal que alumnos y profesores traen al campus se utiliza para llevar a la práctica el concepto de educación permanente.

Se diseña con la vista puesta en la flexibilidad, no en la durabilidad, para que los espacios y los materiales puedan adaptarse a nuevos tiempos y necesidades.

Edificios sostenibles ayudan a educar en sostenibilidad a la vez que contribuyen a un estilo de vida saludable.